7/02/2011

La cristología de los testigos de Jehová




Dicho así, suena muy rimbombante. La cristología es disciplina central en los estudios teológicos, ya que versa sobre Cristo, y los manuales que se emplean son ciertamente voluminosos, queriendo profundizar en la personalidad apasionante de Jesús de Nazaret, figura histórica del siglo I de nuestra era –que toma de él su nombre– y del que los cristianos decimos que es el mismo Dios encarnado. La cristología de los testigos de Jehová (TJ), sin embargo, es bastante pobre y deficiente. ¿Por qué sacar este tema ahora? Porque acabamos de celebrar la Semana Santa y, al igual que en otro artículo describí la conmemoración que los TJ hacen de la muerte de Jesús, ahora quiero aprovechar para profundizar un poco en lo que dicen de él, ya que le han dedicado un gran espacio en el número de su popular revista La Atalaya correspondiente al 1 de abril de 2011. Lo de “popular” es por su tirada (más de 42 millones de ejemplares en 188 idiomas, según dicen ellos mismos) y porque… ¿quién no ha tenido entre las manos alguna Atalaya?
En el ejemplar citado, que han dejado en muchísimas casas junto con la invitación a participar, el 17 de abril pasado (este año nuestro Domingo de Ramos), en su memoria anual de la muerte de Cristo, leemos en portada, junto a su rostro: “Jesús. Su origen, su vida, su muerte”. Y en esas tres partes divide el contenido del texto. Observamos, entre las cuestiones introductorias, que “Dios lo ungió, o eligió, para ocupar una posición especial”. También se afirma que es “uno de los personajes más influyentes de todos los tiempos”. En cuanto a su origen, se habla de su nacimiento en Belén y de las circunstancias del tiempo, según los textos bíblicos, pero se va más allá para comprobar su verdadero origen, más allá de la historia de la humanidad, y leemos entonces: “Jesús, el Hijo primogénito de Dios, fue un ser espiritual que vivió en el cielo antes de nacer como hombre en la Tierra”, y que “fue Jehová quien hizo aquel milagro por medio de su espíritu santo”.

Aquí está, dicho casi de pasada, el meollo de la cuestión doctrinal. Uno lo lee deprisa y no se da cuenta. ¡Claro, en eso consiste! Una segunda lectura nos hace reparar en varias cosas: este hombre con una “posición especial”, tan importante en la historia, tiene su origen en el mismo Dios, del que es Hijo… pero no se dice nada de su naturaleza divina. Es más, la sospecha aumenta al ver “espíritu santo” escrito así, sin mayúscula alguna. La respuesta, para los que conocemos bien las doctrinas de los TJ, es sencilla: ni hay Trinidad ni, en consecuencia, Jesús es el Verbo encarnado de Dios. Y el Espíritu Santo queda relegado a ser una mera energía o acción del Todopoderoso, sin entidad personal. Más adelante leemos que “vivió con Dios en el cielo más tiempo que ningún otro ser espiritual”, lo que lo pone en la fila de los ángeles. Más importante cuantitativamente (como primogénito, anterior al resto de seres espirituales), pero no cualitativamente (siendo creado, no engendrado). También lo llaman “un hombre perfecto”. En otros lugares de la literatura jehovista lo hemos podido ver identificado con el arcángel Miguel.
Veamos el segundo capítulo de la revista. Sobre la vida de Jesús, se dice correctamente que su centro era hacer la voluntad del Padre, cumplir su misión, haciendo presente el Reino de Dios entre los hombres. Eso sí, con la interpretación propia de los TJ, que subrayan el carácter terreno del Reino que vendrá “pronto”, con un gobierno celestial que ya están deseando, porque “sin duda, vivir en la Tierra bajo el gobierno de un rey tan extraordinario será una experiencia maravillosa”. Aquí enlazan su cristología con la escatología (doctrina de las cosas últimas, lo que nos espera al final), algo normal en el discurso teológico, y más en el caso de la secta, que está determinada fuertemente, como sabemos todos, por la espera del fin inminente.
Y llega el tercer apartado, sobre la muerte de Cristo. ¿Por qué tuvo que padecer la muerte de la forma en que lo hizo? Explican la conciencia que tenía de su posible muerte, el cumplimiento de las profecías del Antiguo Testamento y el valor expiatorio del sacrificio en el madero (esto último, por la manía obsesiva que tienen contra la cruz, que niegan que fuera usada para la condena a Jesús, y por ello recurren a circunloquios como “instrumento de tortura”). En este lugar no encontramos cosas que llamen demasiado la atención. Además, no hablan de la resurrección, algo que sería problemático, ya que niegan la resurrección corporal de Cristo (el aparecido a los discípulos no sería más que un espíritu materializado, y Dios habría “retirado” del sepulcro el cuerpo del Señor para ayudar a la fe, y este cuerpo santo estaría preservado en algún lugar para ser expuesto en el reinado milenario al final de los tiempos).
Lo más importante y lo que determina todo lo demás es, como hemos podido observar, la cuestión sobre la identidad de Jesús: quién es y de dónde viene. De hecho, en el proceso de elaboración del canon de la fe cristiana, desarrollado en los primeros siglos de la Iglesia –la comunidad continuadora de la vida y misión de Jesús–, este tema fue central y determinante, frente a las corrientes heréticas que proponían a un Cristo ajeno al personaje real que conocieron los testigos oculares, los que comieron y bebieron con él, antes y después de la experiencia de su resurrección. El símbolo (credo) derivado de los importantes concilios de Nicea y Constantinopla lo desarrolla de una forma quizás no muy familiar para los creyentes actuales, pero que responde a una sociedad, a una cultura y, sobre todo, a unas herejías propias de un tiempo: “Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho. Que por nosotros y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María la Virgen y se hizo hombre”, y la continuación que conocemos bien, y que se sigue recitando cada domingo en muchas comunidades cristianas.
La cristología de los TJ rechaza frontalmente esto, porque no acepta el “escándalo” de la encarnación, del misterio de un Dios que se hace hombre. Entonces celebra estos días la muerte y la resurrección de Jesús, pero están hablando de un hombre excepcional que existía antes de nosotros como el más excelso de los ángeles. Nada más. Y esto no es nuevo. No se trata de un invento de los norteamericanos que en el siglo XIX dieron origen a una de las sectas más importantes en el mundo actual. Ya en el siglo IV un sacerdote alejandrino fue portavoz de esta corriente doctrinal que negaba la divinidad de Cristo, e influyó notablemente no sólo en la Iglesia cristiana, sino también en todo Occidente. Se llamaba Arrio, y el arrianismo fue un elemento determinante para la evolución del dogma y para el transcurso de la historia. Historia que vemos que se repite, como en otros medios importantes (no olvidemos al islam y su consideración de Jesús como un gran profeta sin carácter divino).
En cuanto a Jesús, dicen los TJ, “la Biblia es la única fuente que nos dice la verdad sobre su origen, su vida y su muerte”. ¿La única? Si es interpretada de forma fundamentalista y parcial como hacen ellos, puede salir ese resultado. Leída en el contexto de la comunidad receptora de la memoria de Cristo –la misma que ha escrito, inspirada, los textos considerados sagrados– no nos ofrece una cristología pobre y deficiente, sino una “alta cristología” que lo confiesa como Salvador, Señor y Dios. Desde los orígenes de la fe, los mártires cristianos entregaron su vida confesando a Jesús como Dios. Ésta sí es la historia de los seguidores de Jesús, el Verbo encarnado del Dios trinitario revelado en la Biblia.
Luis Santamaría del Río

3 comentarios:

CRISTOLOGÍA LAICA: La Epístola apócrifa de los Hechos de Felipe, expone al cristianismo como continuación de la educación en los valores de la paideia griega (cultivo de sí). Que tenía como propósito educar a la juventud en la “virtud” (desarrollo de la espiritualidad mediante la práctica continua de ejercicios espirituales, a efecto de prevenir y curar las enfermedades del alma, para alcanzar la trascendencia humana) y la “sabiduría” (cuidado de la verdad, mediante el estudio de la filosofía, la física y la política, a efecto de alcanzar la sociedad perfecta). El educador utilizando el discurso filosófico, más que informar trataba de inducir transformaciones buenas y convenientes para si mismo y la sociedad, motivando a los jóvenes a practicar las virtudes opuestas a los defectos encontrados en el fondo del alma, a efecto de adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos) __La vida, ejemplo y enseñanzas de Cristo, ilustra lo que es la trascendencia humana y como alcanzarla. Y por su autentico valor propedéutico, el apóstol Felipe introdujo en los ejercicios espirituales la paideia de Cristo (posteriormente enriquecida por San Basilio, San Gregorio, San Agustín y San Clemente de Alejandría, con el pensamiento de los filósofos greco romanos: Aristóteles, Cicerón, Diógenes, Isócrates, Platón, Séneca, Sócrates, Marco Aurelio,,,), a fin de alcanzar los fines últimos de la paideia griega siguiendo a Cristo. Meta que no se ha logrado debido a que la letrina moral del Antiguo Testamento, al apartar la fe de la razón, castra mentalmente a sus seguidores extraviándolos hacia la ecumene abrahámica que conduce al precipicio de la perdición eterna (muerte espiritual)__ El reto actual, es formular un cristianismo laico que se pueda vivir y practicar, no en y desde lo religioso y lo sagrado, sino en y desde el humanismo, la pluralidad y el sincretismo, a fin de afrontar con éxito los retos de la modernidad. Es tiempo de rectificar retomando la paideia griega de Cristo (helenismo cristiano), separando de nuestra fe el Antiguo Testamento y su religión basura que han impedido a los pueblos cristianos alcanzar la supra humanidad. Pierre Hadot: Ejercicios Espirituales y Filosofía Antigua. Editorial Siruela. http://es.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DE-LAS-RAICES-CRISTIANAS-DE-EUROPA-LAICA

BREVE CRÍTICA AL PROFETISMO JUDÍO DEL ANTIGUO TESTAMENTO. La relación entre la fe y la razón expuesta parabolicamente por Cristo al ciego de nacimiento (Juan IX, 39), nos enseña la necesidad del raciocinio para hacer juicio justo de nuestras creencias, a fin de disolver las falsas certezas de la fe que nos hacen ciegos a la verdad mediante el discernimiento de los textos bíblicos. Lo cual nos exige criticar el profetismo judío o revelación para indagar “si es verdad o es mentira” que los textos bíblicos son palabra de Dios. Enmarcado la crítica en el fenómeno espiritual de la trasformación humana y, las ciencias y técnicas que nos ayudan a desarrollarnos espiritualmente. Abordados por la doctrina y la teoría de la trascendencia humana, conceptualizadas por los filósofos griegos y los místicos hindúes. Sabiduría védica instruida por Buda e ilustrada por Cristo, la cual concuerda con los planteamientos de la filosofía clásica y moderna, y las respuestas que la ciencia ha dado a los planteamientos trascendentales: (psicología, psicoterapia, logoterápia, desarrollo humano, ). Utilizando los principios universales del saber filosófico y espiritual como tabla rasa, a fin de deslindar y hacer objetivo lo “que es” o “no es” del mundo del espíritu. Método o criterio que nos ayuda a discernir objetivamente __la verdad o el error en los textos bíblicos analizando los diferentes aspectos y características que integran la triada preteológica: (la fenomenología, la explicación y la aplicación, del encuentro cercano escritos en los textos bíblicos). Vg: la conducta de los profetas Abraham y Moisés, no es la conducta de los místicos; la directriz del pensamiento de Abraham, es el deseo intenso de llegar a tener una descendencia numerosísima y llegar a ser un país rico como el de Ur, deseo intenso y obsesivo que es opuesto al despego de las cosas materiales pregonado por Cristo y seguido por los místicos; es por ello, que la promesas de Yahvé a Abraham son alucinaciones contestatarias de los deseos del patriarca, y no tienen nada que ver con el mundo del espíritu. La directriz del pensamiento de Moisés, es la existencia de Israel entre la naciones a fin de llegar a ser la principal de todas, que es opuesta a la directriz de vida eterna o existencia después de la vida que orienta el pensamiento místico (Vg: la moradas celestiales, la salvación o perdición eterna a causa del bien o mal de nuestras obras en el juicio final de nuestra vida terrenal, abordadas por Cristo); el encuentro cercano descrito por Moisés en la zarza ardiente describe el fuego fatuo; el pie del rayo que pasa por el altar erigido por Moisés en el Monte Horeb, describe un fenómeno meteorológico; el pacto del Sinaí o mito fundacional de Israel como nación entre las naciones por voluntad divina a fin de santificar sus ancestros, su pueblo, su territorio, Jerusalén, el templo y la Torah; descripciones que no corresponden al encuentro cercano expresado por Cristo al experimentar la común unión: “El Padre y Yo, somos una misma cosa”, la cual coincide con la descrita por los místicos iluminados. Las leyes de la guerra dictadas por Moisés en el Deuteronomio causales del despojo, exterminio y sometimiento de las doce tribus cananeas y del actual genocidio del pueblo palestino, hacen evidente la ideología racista, criminal y genocida serial que sigue el pueblo judío desde tiempos bíblicos hasta hoy en día, conducta opuesta a la doctrina de la no violencia enseñada por Cristo__ Discernimiento que nos aporta las suficientes pruebas objetivas de juicio que nos dan la certeza que el profetismo judío o revelación bíblica, es un semillero del mal OPUESTO A LAS ENSEÑANZAS DE CRISTO, ya que en lugar de sanar y prevenir las enfermedades del alma para desarrollarnos espiritualmente, enerva a sus seguidores provocándoles: alucinaciones, estulticia, histeria y paranoia; propiciando la bibliolatría, el fanatismo, la intolerancia, el puritanismo, el sectarismo, e impidiendo su desarrollo espiritual. http://www.scribd.com/doc/17148152/ EN-DEFENSA-DE-LAS-RAICES-CRISTIANAS-DE-EUROPA-LAICA

CRISTO, GRAN EMPÁTICO: La empatía se logra a través de la experiencia de la común unión de tu esencia con la esencia de otro ser; de tal modo que ambos son una sola alma; un solo corazón que late al unísono y te hace participe de sus emociones, miedos y afectos, alegrías y sufrimientos; una sola mente que te revela cada instante de su vida sin que nada quede oculto; una sola piel que te hace sentir encarne propia lo que la otra siente. Es un tormento cada vez que experimentas el sufrimiento de otro, no solo físico, sino mental y espiritual. Experimentas los estados alterados que ocurren de la mente del sufriente. Vg: el delirio trémens, la paranoia, las posesiones demoníacas, ante el peligro eminente de que quedes atrapado por las poderosísimas fuerzas de la oscuridad, sales despavorido; por ello, sino eres santo, te aíslas y evitas experimentarlo continuamente. Cuando ocasionalmente te compadeces del sufrimiento ajeno, rápidamente pones en juego todas tus energías, conocimientos y habilidades, para aliviar el sufrimiento del otro, sugiriendo soluciones a sus problemáticas. Terminada la experiencia terminas angustiado extenuado, dolido. Y apartado del mundo reniegas de tu habilidad. Los biólogos y los neurocientíficos cognitivos están descubriendo neuronas espejo, llamadas de la empatía, que permiten a los seres humanos sentir y experimentar situaciones ajenas como si fueran propias; los científicos sociales están comenzando a reexaminar la historia con una lente empática, descubriendo así corrientes históricas ocultas que sugieren que la evolución humana no sólo se calibra en función del control de la naturaleza, sino del incremento y la ampliación de la empatía hacia seres muy diversos y en ámbitos temporales y espaciales cada vez mayores. Las pruebas científicas de que somos una especie básicamente empática tienen consecuencias sociales profundas y de gran alcance, y podrían determinar nuestra suerte como especie. Las generaciones más jóvenes están llevando su capacidad de empatía más allá de los credos religiosos y la identificación nacional, incorporando así a toda la humanidad y al ingente proyecto vital que envuelve la Tierra Cristo fue un gran empático poseía una gran capacidad para identificarse con el mundo interior de las personas y para responder a la perfección a su situación. Cristo se puso a sí mismo a disposición total y empática de los hombres que le rodeaban cargando con el sufrimiento y pecados del mundo; por ello dijo, vengan a mi los que están cansados de sufrir, y donde quiera que iba, multitudes de sufrientes lo esperaban, esperando ser curados; y dijo: ¡Yo soy el cordero de Dios que quita los pecados del mundo! porque sufría en carne propia el dolor ajeno. http://www.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DE-LAS-RAICES-CRISTIANAS-DE-EUROPA-LAICA

Que piensas:

Mi lista de blogs

Categories

sectas (56) testigos de jehova (43) Evangelicos (18) Explotacion de las sectas (18) Iglesia Católica (17) Salir de sectas (17) Sectas en America (12) Testigos de Jehová (12) Mormones (10) cambiar de religion (10) pare de sufrir (9) Adventista (8) Testimonios de ex sectarios (8) agresiones de las sectas (8) Estafa (7) sectarismo (7) MMM (6) Movimiento misionero mundial (6) BIblia (5) Pastor violador (5) Reflexiones (5) secta peligrosa (5) verdadera religion (5) Creciendo en gracia (4) Extestigo de jehova (4) Pentecostales (4) fanatismo (4) 666 (3) Bethel (3) FALSO PASTOR RODOLFO GONZALES (3) Fin del mundo (3) Satanismo (3) Videos Sectarios (3) estafadores (3) manipulacion por las sectas (3) mentirosos (3) por que soy catolico? (3) verdadera iglesia (3) Apocalipsis (2) Cristianos verdaderos (2) Humor (2) Idolatria (2) Martin Lutero (2) Mexico (2) Nuera Era New Age (2) Sacerdote Católico (2) Santa Muerte (2) Santeria (2) Ufológicas (2) Yahve (2) asesinatos (2) codicia (2) conversiones (2) diezmo (2) dinero (2) falsos profetas (2) imagenes (2) jehova (2) ladrones (2) primado de pedro (2) protejerse de sectas (2) simonia (2) Aborto (1) Anglicano (1) Anticatólico (1) Apostasía (1) Astrología (1) Brasil (1) Celibato (1) Cienciologia (1) Cosecha Mundial (1) Decálogo (1) Demonio (1) Denuncia: Negocio o Fe (1) Dina Paucar (1) Dios (1) Edir Macedo Becerra (1) Ejercito de Salvación (1) Empresa: Ray Franz (1) Gente: Esteban López (1) Gente: Raymond Franz (1) Guatemala (1) Hare Krishna (1) IURD (1) Iglesia universal del reino de Dios (1) Jose Luis de Jesus Miranda (1) La Bestia (1) La Luz del Mundo (1) Lefevristas (1) Leyendas Negras (1) Los Druídas (1) Milingo (1) Moon (1) Morfeo (1) Palabra de Dios (1) Perú (1) Protestantes (1) Reencarnación (1) Reseñas de libros (1) Rosacruces (1) Sun Myung Moon (1) Videos de denuncia (1) advertencias (1) anecdotas y virtudes (1) anticristo (1) apologetica (1) comunicado (1) engaños (1) ex catolicos (1) facebook (1) fundacion de la iglesia (1) ignorancia religiosas (1) infierno (1) lobos vestidos de ovejas (1) luis padrosa (1) metiras (1) regla de vida (1) secta de la prosperidad (1) secta gay (1) secta induista (1) secta: niños de Dios (1)

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites